Suscripción al boletín de Notíciasclic aquí
Mandalas – Instituto Internacional de Pedagooogia 3000

Mandalas

Qué es?

 

Mandala es una palabra que viene del sánscrito y significa círculo, corona, rotación, circulación, corro, baile y ofrenda. Esta palabra es también conocida como rueda y totalidad.

 

Los dibujos de mandalas son considerados sagrados. Están desarrollados a partir de un punto central y de manera más o menos simétrica. También son denominados ‘psicocosmogramas’, ya que están ligados a un estado interior, permitiendo al que los dibuja o pinta reintegrarse en el Universo o conciencia absoluta. Tienen un efecto terapéutico, pues ayudan a recobrar el equilibrio.

 

 

Los mandalas son dibujados en todos los países del mundo desde tiempos remotos: India, China, Tíbet, pueblos originarios de América, Australia…

 

El psicólogo Carl Jung dijo que pintar mandalas es tan poderoso que le salvó de la locura. Para Jung los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto la parte consciente como el inconsciente. Afirmó que el arquetipo de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subconsciente colectivo.

 

El mandala representa al ser humano. Interactuar con él nos ayuda a curar la fragmentación psíquica y espiritual, a manifestar nuestra creatividad y a reconectarnos con nuestro ser esencial y nuestra sabiduría interior.

Apreciaciones

 

Cuando experimentamos con mandalas podemos crearlos, colorearlos o completar un dibujo dado.
En la acción de colorear, cada uno escoge los colores, la intensidad del color y el tipo de pintura (acuarela, tintas, crayones, lápices de colores, etc.) en función de su estado de ánimo. Se recomienda permitir a los alumnos y a sus hijos pintar libremente. Se puede poner música de fondo y dejar que se produzca el ensimismamiento.

 

 

Al dibujar desde el centro hacia el exterior podemos abrir el corazón y expandirnos. Al dibujar desde el exterior hacia el centro, nos concentramos, cerramos y evitamos la dispersión. Dejar que el niño, niña o el adulto pinten como quieran; sin intervenir, sin inducir nada. Que sigan su corazón. En talleres vivenciales se pueden hacer mandalas grupales.

 

También se puede trabajar un mandala con una intención concreta, pensando en el Amor, en la Paz o en lo que se desee. Las futuras mamás, pueden poner toda su amorosa atención en el bebé por nacer, mientras pintan el mandala. Podemos trabajar los laberintos, los “patrones universales”, la geometría sagrada, o simplemente el dibujo libre.

 

Al colocar un mandala en la pared, automáticamente se armoniza la habitación o el salón escolar.
Las rondas y danzas circulares son mandalas vivientes que nos conectan con mucha fuerza a nuestro interior, ayudándonos de manera muy eficaz a conocernos mejor; al mismo tiempo que creamos una energía de grupo armónica, placentera y solidaria.

 

 

Beneficios de dibujar o pintar mandalas:

 

1) Permite un trabajo de meditación activa.
2) Nos contacta con nuestra esencia.
3) Beneficia la conexión interna y externa.
4) Ayuda a expandir nuestra consciencia.
5) Desarrolla la paciencia y la concentración.
6) Aumenta la intuición.
7) Da auto-estima y auto-aceptación.
8) Sana física, emocional y psíquicamente.
9) Permite recobrar el equilibrio.
10) Provee de intuición creativa, armonía y calma.